Mis recetas (Dr. John Araneda Gálvez)

Para Deportistas

Lo que necesitas

Cuando entrenamos gran parte de la energía consumida en el ejercicio se transforma en aumento de la temperatura interna que puede traer consecuencias graves para nuestro organismo. Como mecanismo de defensa se produce la sed pero esta se produce cuando ya tenemos cierto nivel de deshidratación y nuestro rendimiento se verá  afectado y muchas veces no se logra compensar la cantidad suficiente de líquidos perdidos 

Hidratación

Cómo

 Debe hidratares antes , durante y después de un ejercicio de larga duración especialmente en un clima húmedo y caluroso.

Para comenzar el ejercicio con un nivel óptimo de hidratación debe ingerir 1 hora antes de 400 a 600 ml de agua o bebida deportiva. Durante el ejercicio es conveniente tomar 200 ml cada 20 minutos y tras finalizar el ejercicio se debe debe ingerir líquidos apenas sea posible, para calcular la cantidad de líquido a reponer es conveniente pesarse antes y después del ejercicio.
Es conveniente usar líquidos que tengan cierta cantidad de azúcar para reponer la energía consumida y sal para reponer las pérdida de electrolitos y mantener el estímulo de la sed y retener los líquidos a nivel renal

Para Isquialgia

Lo que necesitas

 Tendinitis frecuente en atletas, que suele comenzar con  un dolor profundo en las nalgas e incluso llega a irradiar al hueco poplíteo (parte posterior de la rodilla) por la proximidad del nervio ciático a la zona inflamada. El dolor aumenta al correr, pero también está presente cuando se está sentado sobre superficies duras, en especial sobre el sillín de la bicicleta.

Los isquiotibiales son los músculos de la parte posterior de la pierna y se llaman así porque se originan en la tuberosidad isquiática de la cadera y de ahí sus fibras descienden para insertarse en la parte posterior de la tibia y en la cabeza del peroné. Se componen de tres músculos: el semimembranoso y el semitendinoso  situados en la cara medial del muslo, y el bíceps femoral más externo. Cruzan la cadera y la rodilla, lo que les permite actuar sobre ambas, siendo a su vez flexores de la rodilla y extensores de la cadera. En carrera la función de “los isquios” es principalmente excéntrica, desacelerando la extensión de la rodilla mientras la cadera está flexionada la mayor parte del tiempo.

Por ello en unos femorales poco elásticos las elevadas fuerzas de tracción producidas en el isquión durante la carrera crean el escenario perfecto de la lesión músculo tendinosa. Existe una prueba significativa para determinar con exactitud esta lesión y es la modificación de la “Puranen-Orava” en la que estando de pie debes colocar la pierna sobre una superficie elevada e inclinar el tronco hacia la pierna para tratar de agarrar los dedos de los pies, flexionando un poco la rodilla descargarás tensión de los tendones de la corva y desencadenará dolor en la inserción en el isquión.

Lesiones de velocistas

Cómo

Diagnostico

 Ecotomografía o una resonancia magnética . 

Tratamiento

 Masajes transversales, fricciones profundas, ultrasonidos, ondas de choque,microelectrolisis percutanea o infiltracion con plaquetas

Hay un tratamiento muy eficaz en la reorganización de la estructura del tendón y es el ejercicio excéntrico. Se ha demostrado que este tipo de contracciones musculares tienen un efecto positivo de estimulación y síntesis del colágeno, normalizando y alineando la estructura interna del tendón, reduciendo su inflamación y mejorando sus prestaciones funcionales. Por ello te recomiendo que realices un programa de ejercicios excéntricos preferiblemente supervisados por un fisioterapeuta, comenzando en cadena cinética abierta (sin apoyo del pie en el suelo) y sin peso, para ir progresando en dificultad y nivel de exigencia. Son fantásticos los puentes isométricos, sin y con fitball, primero a dos y posteriormente a una pierna, las zancadas al frente o “splits”, los ejercicios de propiocepción manteniendo el equilibrio a una pierna y llevando el cuerpo hacia delante tipo “la postura del avión de yoga” y los “curls nórdicos”. Estos últimos son de gran rentabilidad, estando de rodillas y sujetando los pies por detrás en la espaldera, debes frenar el cuerpo evitando su caída hacia adelante de  manera controlada, para lo cual te será de gran ayuda colocar unas  bandas elásticas en torno al pecho para reducir la intensidad y facilitar el frenado excéntrico con tus isquiotibiales.